EL ARTE DE LOS BORDADOS COREANOS

En Corea del Sur antiguamente se realizaban muchos bordados. Éstos se usaban tanto para adornar biombos, como para trajes reales, cuadros e incluso representar rangos militares.

Representa el rango de oficial en el ejército

Durante la dinastía Goryeo (918-1391) se estableció el budismo como religión oficial, lo cual hizo que se bordasen muchos con motivo religioso.

Los motivos más habituales eran los ciruelos, el bambú o el crisantemo para la religión, los tigres para los militares y las aves para los rangos de funcionarios civiles.

En Corea del Sur durante las dinastías de Goryeo y Joseon se bordaban los biombos con motivos diferentes para dar estilo y frescura a las estancias. Los bordados solían ser de motivos florales para las casas. También se hacían complementos para túnicas.

Los biombos además se acompañaban de comentarios o poemas escritos por sus dueños, quienes escribían sobre ellos como muestra de aprecio por la obra. Los poemas solían ser cortos y tenían que ver con la temática, por ejemplo la naturaleza.

Biombo bordado con escrito en hangul

Antes de la creación del hangeul, en el año 1443, el pueblo tenía muy difícil expresarse debido a la dificultad de los caracteres chinos. Tras su creación, se fueron desarrollando la literatura y poesía coreanas, que podían expresar en su propia lengua sus sentimientos.

Por eso, es que los bordados que se conservan son en su mayoría del período de Joseon tardío, es raro encontrarlos con escritura en chino, y es más común en el propio idioma coreano.

Para las bodas reales se hacían baúles bordados con motivos de patos y flores de loto. Estos baúles se regalaban a la esposa. Los diseños sobre los baúles iban destinados a la felicidad de la pareja y que tuvieran muchos hijos.

Baúles con bordados

También se hacía un bordado enfocado al pueblo llano, llamado minsu. Eran bordados sobre útiles cotidianos, como cojines o mantas. Los hacían las mujeres para sus maridos o hijos. La habilidad bordando para las mujeres era la forma de expresar su sensibilidad.

En Corea del Sur hay exposiciones regularmente sobre bordados coreanos. Suelen estar en el Palacio Nacional. También hay exposiciones permanentes sobre cerámica, objetos de la corte, etc.

¡Compártelo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *