FACILIDADES Y DIFICULTADES DE APRENDER JAPONÉS

Hoy continuamos con las facilidades y dificultades para aprender idiomas, en este caso, centrándonos en el japonés desde una perspectiva nativa española. ¿Nunca te has preguntado qué clase de obstáculos podrías encontrarte mientras aprendes japonés? Y, por otro lado, cuáles son los aspectos que te pueden facilitar el aprendizaje de este idioma? ¡En este post podrás verlo y estar preparado para ello!

Dificultades del japonés

Escritura: La escritura japonesa puede resultar complicada de memorizar, ya que consta de tres alfabetos distintos que se usan comúnmente a la hora de escribir. Estos serían:

  • Hiragana (平仮名 o ひらがな). Un silabario compuesto por 46 caracteres, cada uno leyéndose con un sonido diferente. Se usa para complementar los Kanjis, indicando si es un verbo y de qué tiempo verbal se trata, un adjetivo o un sustantivo.
  • Katakana (片仮名 o カタカナ). Al igual que el hiragana, se trata de otro silabario con también 46 caracteres, cada uno con un sonido propio. Este silabario se usa mayormente para escribir palabras de origen extranjero, o también expresar sonidos (onomatopeyas).
  • Kanji (漢字). Son ideogramas de origen chino, y por ello mucho más complejos de escribir. Se utilizan principalmente para escribir la raíz de los verbos, adjetivos, algunos adverbios, sustantivos y los nombres propios de personas y lugares. Es el sistema más complejo de los tres, llegando a tener más de 2.000 kanjis.
Los tres tipos de escritura japonesa.

Varias lecturas: Por si no fuera poca la enorme cantidad de kanjis que existen, un solo ideograma puede tener más de una lectura, lo cual los hace más complicados de memorizar.

  • 生: Vida (sei), Crudo (nama)
  • 空: Cielo (sora), Vacío (aki)
  • 月: Mes (gatsu), Luna (tsuki)

Palabras homónimas: Además, un problema similar se nos presenta a raíz de estas múltiples lecturas. La otra cara de la moneda son las mismas lecturas para kanjis diferentes, lo cual puede dar lugar a confusión en la comunicación verbal.

  • Hana: 花 (flor), 鼻 (nariz)
  • Hashi: 橋 (puente), 箸 (palillos)
  • Shi: 四 (cuatro), 死 (muerte… 😱)
Reglas mnemotécnicas para aprender kanjis.

¡Pero no todo es cuesta arriba! Aunque el japonés es un idioma muy distinto al español y con un vocabulario muy extenso, hay ciertas características que facilitan su aprendizaje, además de algunos aspectos que pueden servir de ayuda a los hispanohablantes. Por eso, ¡no te desanimes!

Facilidades del japonés

Escritura: A pesar de que la primera impresión que tenemos del alfabeto japonés es que está compuesto por muchas sílabas y caracteres, en el caso del hiragana muchas de ellas se repiten, diferenciándose simplemente añadiendo un particular signo llamado dakuten (que se parece a las “comillas”): esto hace que la pronunciación de ciertas sílabas se suavice. Aquí algunos ejemplos:

  • ka = か → ga = が
  • sa = さ → za = ざ
  • ta = た → da = だ

Pronunciación: A pesar de tener tres alfabetos y muchas letras y sílabas que aprender, la pronunciación del japonés es un 90% parecida al español, por lo que resalta su sencillez. Sus sonidos son casi todos iguales a los que utilizamos en nuestra pronunciación española, con la única excepción del sonido /sh/ y la z, que se pronuncia como /ds/. Además, a excepción de la sílabas su y fu, que se pronuncia como /s/ y /hu/, el resto de sonidos se pronuncian tal y como se ven escritos.

Idioma neutro: A diferencia del español, los sustantivos en japonés son neutros, es decir, no son femeninos ni masculinos. No tendrás que preocuparte por si debes decir “ese plato” o “esa plato” sin querer.

Gramática: La gramática japonesa es, según los estudiantes, bastante sencilla de asimilar. Los verbos son mucho más sencillos de conjugar que en español, teniendo solo los tiempos pasado y presente, y formando el futuro a partir de una partícula añadida.

  • Yo como → 食べ /taberu/
  • Yo comí → 食べ /tabeta/
  • Yo comeré → 食べます /tabemasu/

Además, el verbo se conjuga igual sea quien sea el sujeto (primera, segunda o tercera persona, singular o plural), y en la gran mayoría de ocasiones, el pronombre se puede omitir al hablar, ya que se sobreentiende por el contexto.

  • Yo como → 食べる /taberu/
  • Tú comes → 食べる /taberu/
  • Él/ella come → 食べる /taberu/

Palabras del inglés: Por suerte para los que quieran aprender japonés, este idioma también cuenta con un gran número de préstamos y anglicismos, es decir palabras que se han adquirido del inglés. Al igual que ocurre en España, existe cierta cercanía al idioma, y por ello se han adoptado términos (sobre todo relacionado con el mundo de la tecnología y la actualidad) que, a pesar de ser escritas en japonés (y en katakana concretamente que se reconoce como el silabario de las palabras extranjeras), suenan como palabras inglesas. Un ejemplo de ello es la palabra ordenador, que en inglés es computer y en japonés コンピューター /konpyūtā/.

Consejos

Como en todos los casos al querer aprender un nuevo idioma, lo más importante es ser constante. Seguir estudiando a diario y repasando los conocimientos aprendidos (¡en especial los kanjis!), poniéndolos en práctica a base de leer noticias o páginas web, escribir en redes sociales o en aplicaciones de intercambio lingüístico, y si es posible, practicar conversaciones en persona. Además de la dedicación al estudio, aquí tienes algunos tips…

  • Producción cultural. Japón también cuenta con una enorme lista de contenido originario del país de la cual te puedes ayudar mientras aprendes el idioma: películas, series, animes, canciones… Todos son buenos ejemplos para ayudar a acostumbrar tu oído, y también te ayudarán con tu pronunciación.
  • Hacer uso de flashcards es un atajo para memorizar el vocabulario, principalmente los kanjis.
  • Practicar la escritura a mano es esencial para poder apreciar mejor los detalles de cada ideograma. ¡Hay algunos muy parecidos! En este caso el ejercicio de repetición es fundamental, así que prepárate a rellenar tablas y tablas, pero te gustará saber que escribir a mano refuerza también la capacidad de lectura.
  • A la hora de aprender japonés, hay que tener en cuenta un aspecto muy importante: debido a su respetuosa cultura y a sus buenas maneras, los japoneses siguen un protocolo muy específico que dicta el comportamiento y las maneras de actuar en ciertas situaciones y también actitud y gestos que acompañan las palabras a la hora de hablar.
  • Un consejo más: Si eres principiante completo y te interesaría aprender el idioma, no olvides que en Wabasi te damos la posibilidad de aprender japonés desde cero con una plataforma diseñada exclusivamente para hispanohablantes. Y si quieres probarla, ¡la primera unidad es GRATIS!
  • Por último: como sabrás, en Japón existe una gran producción tanto musical como de series anime: esto puede ser de ayuda a la hora de familiarizarse con la pronunciación del japonés, así como para memorizar alguna que otra palabra. En las redes sociales del Centro de Cultura Asiática, tanto Twitter como Facebook, podréis encontrar nuevas recomendaciones cada semana sobre estos temas que podrían ser de interés para vosotros… ¡Venid a echarles un vistazo!
Logo de la página de Wabasi.

A grandes rasgos, el japonés presenta ciertas similitudes con el español, e incluso una estructura gramatical más sencilla en comparación a la nuestra. Sin embargo, puede hacerse complicado al presentar una variedad de ideogramas tan grande, la cual muchos japoneses ni siquiera llegan a aprenderse entera a lo largo de sus vidas. ¡Pero estamos seguros de que tu motivación y tu dedicación a este idioma te permitirán llegar muy lejos! Así que… ¿A qué esperas para empezar? 😉

¿Qué opinas del japonés? ¿Crees que es más difícil que el coreano? ¿Por qué estudiarías este idioma? Déjanos un comentario para saber tu opinión; también aceptamos cualquier tip para los que acaban de tener el primer contacto con este idioma.

¡Compártelo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *