KINRO NO KANSHA NO HI: EL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS EN JAPÓN

Que es el Kinro Kansha No Hi

Cada año, y desde 1948, el día 23 de noviembre, en Japón se celebra el “Kinro Kansha No Hi” (勤労感謝の日).

Se piensa que este día se asignó de acuerdo al Día de Acción de Gracias típico de Estados Unidos y aunque tiene algo de cierto, en realidad tiene un significado más profundo.

Es una fiesta nacional, un día en agradecimiento al trabajo, se celebra la producción y se apremia a la población del país a expresar el “reconocimiento mutuo”.

Se da las gracias por tener trabajo y por qué gracias a él se puede mantener a nuestra familia y a nosotros mismos, ayudar a los demás y a crecer como personas.

En este día también suele darse una especial importancia a los derechos humanos y, en concreto, a los derechos de los trabajadores.

Como se celebra el día de acción de gracias

Tradicionalmente esta festividad era conocida como “Niiname no matsuri” (新嘗祭) que era algo parecido a un festival de la cosecha, por lo tanto, tenía lugar en otoño.

Una de las razones de que sea en otoño, es porque es la mejor estación para cosechar frutos de la tierra y principalmente, arroz, que es la ofrenda a los dioses.

Tiene su origen en los rituales de la época de Asuka (S. XI y XII). Después de un año de duro trabajo en el campo, se daba gracias por la cosecha que habían conseguido.

El emperador era quien pedía a los dioses “kami (deidades sintoístas) que los bendijeran para el nuevo año y mostraba su agradecimiento por la abundancia de arroz.

Tiene un lugar un festival con el nombre de “Niinamesai”, donde el soberano presidía la ceremonia de la fiesta haciendo una ofrenda de arroz antes de comerlo él mismo.

Aunque actualmente “Niinamesai” se mantiene como un festejo privado para la Casa Imperial Japonesa.

Existe una salvedad en lo que respecta a este ritual y es que, cuando se realiza por primera vez con un nuevo emperador, recibe el nombre de Daijosai (大嘗祭).

Esto ocurrió este mismo año, ya que Japón sufrió un cambio de era.

En épocas anteriores, los japoneses vivían en el campo principalmente, por lo que su futuro dependía de esas cosechas.

Por ello celebraban este tipo de rituales para lograr el favor de los dioses.

Se mantuvo hasta la Segunda Guerra Mundial, tres años después, cuando las tropas japonesas no tuvieran otra opción más que rendirse ante Estados Unidos.

Los estadounidenses consideraron sospechosa la influencia de la religión sintoísta en esta celebración por lo que decidieron suprimirla y sustituirla por la actual, “día de la gratitud a los trabajadores”.

Hoy en día, aunque ya no tanta gente viva del campo, este día se usa para conmemorar cualquier tipo de trabajo.

Y la población sigue recordando que esta festividad sigue fuertemente arraigada en los conceptos de la religión sintoísta.

Aunque no de la misma manera, es decir, sin el ofrecimiento de arroz a los dioses, este ritual se realiza en otros santuarios sintoístas a través de sus distintos sacerdotes.

Por ejemplo, en la prefectura de Mie se celebra en el Santuario Ise y, en la prefectura de Shimane, el Santuario Izumo Taisha, que son de los más importantes del sintoísmo.

Por otro lado, en este día, es común que los estudiantes en los institutos dediquen parte de este día a realizar dibujos que posteriormente regalaran.

Concretamente a los policías que trabajan en los puestos callejeros como manera de agradecerles que entreguen su vida a proteger a la población.

Durante todo el día, se celebran muchas actividades lúdicas y culturales a nivel nacional que, normalmente los ciudadanos quieren disfrutar con sus familiares más cercanos.

Aunque también, en contraparte, tenemos a los estudiantes, que suelen aprovechar para disfrutar de ellas con sus amigos.

Además muchos otros sindicatos a lo largo del país organizan algunas marchas en las principales ciudades de Japón como Tokio, Osaka o Nagoya.

Es habitual en Japón que, cuando alguien quiere reconocer el trabajo duro de otra persona o lo bien que han colaborado dos personas en un mismo trabajo, se lo transmita con una típica frase.

Normalmente se dice cuando el trabajo ya está finalizado y es “otsukaresama-deshita” (お疲れ様でした) ,que literalmente significa ¡Buen trabajo!”.

Así que ya sabéis, ¡practicad esta frase y decídsela a vuestros compañeros, amigos o familiares para apoyarles en su trabajo!

¡Compártelo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *