Las vacaciones de Jesús y Buda

El mundo del cómic japonés, el manga, está divido en tantísimos géneros, tipos de trama y estilos de dibujo que es sorprendente la multitud de personas a las que puede llegar. Sin embargo, ¿Quién se esperaría encontrar en una estantería repleta de volúmenes de manga, uno que en cuya portada anuncie “Las vacaciones de Jesús y Buda”?

En sí, aunque la trama del manga no sea realmente fuerte, es llamativo el hecho de que los protagonistas que hayan tomado para la historian sean dos iconos religiosos con influencia a nivel mundial. Llamativo, y sobre todo, arriesgado. Hoy día, o más bien, desde siempre, la religión ha sido causa de barbaries como múltiples guerras. A veces, era el motivo principal de la violencia, otras, una causa más de fondo, pero solía estar presente.

La religión budista –o al menos sus principios– se caracterizó siempre por su calma y su pacifismo ante cualquier suceso, por tanto, no se ve tampoco una amenaza que haya sido representada en una comedia. El cristianismo, a pesar de que siglos y siglos fue una religión excesivamente conflictiva, en la actualidad podríamos decir que está más “relajado”. Y aunque pudiera haber cristianos que se sintieran ofendidos con esta obra, a diferencia del islam, en el cristianismo SÍ que están permitidas las imágenes de Jesús, Dios, la Virgen y demás personajes.

Aún así, no deja de verse arriesgado para nosotros por parte del autor el haber creado este manga. Pero desde luego, quien tenga una ideología y mentalidad más abierta, sabrá disfrutar de esta comedia, y a la vez, descubrir nuevos puntos a comparar entre oriente y occidente.

Foto 1 jesus

Tras esta introducción, es momento de meternos de manera crítica en historia que nos trata este manga. Primero, la presentación de los protagonistas.

Jesucristo en el manga se nos presenta como una persona alegre, optimista y sacrificada. Sacrificada en el sentido de que antepone las preferencias ajenas a las suyas propias, tal y como en la historia documentada de su vida según la religión. Jesús, como está escrito en la biblia, fue crucificado por esta cualidad en su personalidad. Y una característica clave en el manga es que, al personaje –que siempre lleva encima su corona de espinas-, cuando reprime su voluntad para hacer felices a los demás, le empieza a salir sangre de la frente.

Otra cualidad de este ídolo de la salvación que es, en la pareja, es el más cercano a la humanidad. Tiene mucho contacto con la gente, es cercano a ellos y los trata con una amabilidad muy sincera e inocente; volvemos a encontrar una similitud con el Jesucristo de la religión en este punto. Es muy confiado y en ocasiones del manga, Buda tiene problemas por su culpa, pero no puede enfadarse en serio con él siendo tan tierno.

El compañero de vacaciones de Jesús es el mismo Buda, que no pasa desapercibido por su cabello y su “botón” en la frente. Buda es el tranquilo de los dos, y a pesar de ser también alegre, es más reservado que el occidental (ahí ya hay una destacable comparación entre ambas culturas), más solitario. En una de las primeras páginas del manga, se hace referencia a que cuando Buda se enfada es temible, pero el resto del tiempo, transmite una calma sensorial a todo el mundo, con una de sus sonrisas.

También se retrata su tercer ojo, la parte más sensible de su cuerpo. Una panda de niños le persiguen a lo largo de la historia solo para lanzar gomitas a su frente o simplemente tocarla, y cada vez que lo logran, Buda se queda paralizado e indudablemente afectado. Se esfuerza mucho para no ser descubierto por la población japonesa, y también por ayudar a Jesucristo.

Para saber encontrar la crítica dentro de la comedia, la comparación entre las dos religiones, se ha de tener una base de ambas, un conocimiento mínimo que nos ayudara a entender lo que el autor nos está intentando transmitir entre líneas.

A día de hoy existen muchos recursos para acceder a esta información, tanto en libros como en Internet, y si estás verdaderamente interesado en la cultura asiática y quieres entender mejor la manera en la que viven y en la que piensan, no lo dudes. La religión es algo especialmente importante en todas las culturas y, especialmente en Asia, está muy enlazada al modelo de pensamiento.

Este manga tiene escenas con las que entendiendo los principios fundamentales de ambas religiones, no hace falta investigarlas en profundidad, las risas están aseguradas. Como por ejemplo; Se encuentran nuestros dos protagonistas en un parque de atracciones y Jesucristo se empeña en hacer cola para algo en concreto.

Aquí, Buda se deprime al ver el tiempo que les quedaba de espera y prefiere irse, pero Jesús le recuerda que a Buda se le reconoce por su paciencia y acaba cediendo. Sin embargo, el principal inconveniente llega cuando el icono de oriente escucha gritos de personas y descubre que Jesús lo estaba llevando hacia una montaña rusa. Asustado, sube a la atracción, e incapaz de calmarse cuando esta se pone en marcha, comienza a recitar un Sutra.

El resto de pasajeros no pueden entender el porqué escuchaban el Sutra ahí, y tras ver varias viñetas cómicas en la que el dibujo del santo tiene realmente una expresión tenebrosa, se salta el descenso de la atracción y aparece directamente la típica foto que las cámaras de las montañas rusas echan en el momento más fuerte. En esta foto, sale Jesús alterado, con miedo, gritando, mientras que a Buda se lo representa con la palma de la mano en vertical, en un estado de paz absoluta.

Foto 2 jesus

Como vemos, en esta escena a la vez han soltado tres pinceladas características del budismo; la paciencia, los Sutras, y el rostro de la pasividad ante el peligro. Todo llevado a un entorno contemporáneo, desde luego, ocasiona la risa ante sus lectores.

Otra comparativa entre la vida de los protagonistas, es que ambos para averiguar cuál de los dos tiene más suerte, analizan sus propias muertes; El creyente occidental murió en la cruz, el oriental, por intoxicación alimenticia.

Como podemos ver, ninguno tuvo una muerte natural de vejez, y es también algo bastante curioso; un personaje especial no puede morir de una manera común. El símbolo que vaya a mover masas en la Tierra debió haber tenido una muerte dura para demostrar a todos sus fieles seguidores lo fuerte que era. En el islam, Mahoma murió por una enfermedad también. Exacto, todo muertes trágicas.

Altamente recomendado para aquellos que puedan tomarse bien una crítica humorística al concepto religioso. No solo tiene un manga sino una película y unos cuantos OVAs animados, para quienes prefieran las animaciones a leer.

Foto 3 jesus

¿Que opinas sobre la existencia de este manga?
¿Le darías una oportunidad? Déjanos tu opinión en los comentarios ^^

¡Compártelo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *