NANKURUNAISA

Si hablamos de una de las palabras más bellas del mundo entre todos los idiomas conocidos, encontramos la expresión: nankurunaisa. Una de las expresiones que tienes que conocer si te interesa mínimamente Asia y su cultura y, en concreto, Japón.

Esta expresión surgió del dialecto que se hablaba en el siglo XIX en Okinawa, prefectura de Japón que se encuentra en la isla más grande del archipiélago Ryukyu.

Viene de な ん く る (nankuru) “de alguna manera, de una manera u otra”, la forma nominal del verbo な い ん 【為 い ん】 (nain) “llegar a ser; resultar en; alcanzar” y la partícula enfática さ (sa).

A menudo podemos ver que se utiliza en programas de televisión, películas, animes, y por ello el dialecto de Okinawa y la palabra “Nankurunaisa” son famosos dentro y fuera de Okinawa. ¿No lo habías escuchado antes?

Significado de nankurunaisa

A la hora de hablar de su significado encontramos diferentes interpretaciones, pero todas intentan transmitir el mismo mensaje, el de “Todo va a estar bien”, y muchas personas lo entienden como una forma de expresar optimismo ante los acontecimientos venideros.

Se usa como una frase hecha, para entenderlo bien podemos decir que su equivalente en español sería como decir: “El tiempo todo lo cura” o “No pasa nada”. En japonés esto se expresa diciendo: “Nankurunai!” El “-sa” del final pertenece al dialecto de Okinawa.

Originalmente, esta expresión era parte de la fórmula “Makuto soke nankurunaisa”, que se puede traducir de la siguiente manera: “makuto soke = si haces lo correcto, lo verdadero” “nankurunaisa = todo va a estar bien”.

Esta palabra es como un mantra. Este concepto al principio era algo como “No olvides quién eres; vive hoy por el bien de mañana y sonríe siempre que puedas. El próximo día, pase lo que pase hoy, el sol te recibirá con una gran sonrisa, así que tú haz lo mismo”. Esto sería una traducciónde este saber popular.

Con los años, se ha ido sintetizando hasta quedar simplificado a “el tiempo todo lo arregla”. Otras de sus interpretaciones sintetizadas pueden ser “la salud es lo más importante”, “si hay vida, hay esperanza”, “de alguna forma todo acabará mejorando” o “al final, todo se pondrá en el lugar que le corresponde”.

La expresión nankurunaisa está cargada de energía positiva. Existe la creencia popular de que los ancestros la usaban para encomendarse al bien. Era pronunciada frecuentemente para atraer la buena suerte.

Para los japoneses, gozaba de un gran poder espiritual y mental que les impulsaba a resurgir de los malos momentos y a ir por el buen camino a lo largo de la vida. Ayuda a que los pensamientos se enfoquen hacia lo que realmente es importante, logrando una reacción positiva y alentadora.

Este mantra es considerado por muchos como la clave de todo. Hoy en día, es común que una gran parte de la población, y sobre todo los jóvenes, estén cargados de pensamientos y sentimientos negativos debido a la presión a la que se encuentran sometidos por problemas en el ámbito estudiantil, familiar o laboral.

Por lo tanto, nankurunaisa es la esperanza, el sentimiento de que todo puede mejorar, algo que da una fuerza tremenda para afrontar lo que tenemos entre manos y lo que está por venir, y conseguir el éxito y superar las adversidades.;

De no ser así, de no tener esta confianza de creer que todo puede prosperar, lo más probable es que desistiéramos de los proyectos en cuanto se presentase el primer contratiempo. Con este pensamiento somos capaces de reunir las fuerzas que necesitamos para enfrentar estas dificultades que en un primer momento parece que no podremos superar.

Eso es nankurunaisa. Confiar en que el paso del tiempo nos ayudará, y confiar en nosotros mismos para que con ello hayamos conseguido lograr nuestras metas.

En realidad, cualquier palabra puede ser un mantra. No tiene que venir de ninguna religión o filosofía en particular para tener poder. Somos nosotros quienes damos a las palabras su poder, especialmente cuando repetimos una palabra emocionalmente significativa. Por eso hay otras expresiones que pueden hacer lo contrario de palabras como nankuruaisa.

Cualquier cosa que repetimos con frecuencia se convierte en un mantra personal. Si dices “Qué aburrimiento” todo el tiempo, entonces te aburrirás de todo. Lo mismo se aplica si constantemente dice “No quiero”, “No me gusta” o “No puedo”. Si no paramos de reiterar estos pensamientos, afectarán y modificarán nuestro comportamiento.

Por esta razón la palabra “nankurunaisa” sigue siendo tan relevante ahora, después de miles de años. Si bien puede haber sido olvidado hasta cierto punto, nunca desapareció del idioma, ya que es una forma de enfrentarse y plantar cara a las dificultades, una manera de no dejar que esas adversidades nos sobrepasen y nos estanquen en nuestro día a día.

Tus pensamientos y emociones vibran al ritmo de las palabras que usas para describir tu estado mental. De ahí la importancia de aprender a usar el lenguaje de manera responsable y constructiva. Las palabras terminan determinando nuestros pensamientos, y nuestros pensamientos condicionan toda nuestra vida. Lo podríamos considerar el poder de la mente.

El símbolo de nankurunaisa en un tatuaje

Este mantra se ha hecho tan popular que se ha convertido en un eslogan impreso en camisetas, mochilas, fundas de móviles, etc. Se ha transformado en un producto que se comercializa a través de páginas webs.

Al igual que los productos, también podemos encontrar personas que se tatúan esta palabra, ya sea por estética o porque para ellos es una palabra que les da fuerzas, que les recuerda que hay que seguir para adelante, una palabra con un significado profundo que o les ayuda en su día a día o en algún momento del pasado les auxilió en alguna desventura.

Podemos concluir entonces que aunque sea una palabra de un idioma no tan hablado y conocido como el chino o el inglés, esta palabra, por su significado y su uso continuado a lo largo de los años se ha expandido por el mundo dando esperanzas y fuerzas a las personas alrededor de este.

¡Compártelo!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *