SUNEUNG: EL EXAMEN DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD EN COREA

Uno de los aspectos más interesantes de la cultura de Corea del Sur es la importancia que se otorga a los estudios. Desde pequeños, los estudiantes de todo el país viven con un objetivo en mente: el Suneung. En el siguiente artículo podrás conocer de qué se trata, así como algunos datos y curiosidades.

¿Qué es el Suneung?

El Examen de Ingreso a la Universidad (대학수학능력시험, o 수능, como es conocido coloquialmente) es la fecha más importante para los alumnos de secundaria de Corea del Sur. Los estudiantes que deseen examinarse disponen solo de una oportunidad cada año, celebrándose el examen en el mes de noviembre.

La versión moderna de esta prueba, la cual consta de cinco exámenes, fue adoptada en el año 1994. Dichas pruebas son: matemáticas, inglés, coreano y dos pruebas a elegir entre ciencias sociales, ciencias, formación profesional y un idioma extranjero diferente al inglés (árabe, alemán, chino, chino clásico, español, francés, japonés, ruso y vietnamita).

Según una encuesta publicada en el periódico The Korea Herald en el año 2014, los estudiantes de instituto surcoreanos duermen al día una media de 5 horas y 27 minutos, siendo una de las causas principales el nivel de exigencia académica que les obliga a estudiar hasta altas horas de la madrugada

Además, 7 de cada 10 estudiantes manifiestan que se encuentran muy estresados debido a sus bajas notas. Por otra parte, entre los encuestados, un 60.5% declaró que disponía de menos de 2 horas al día de ocio al día en los días lectivos, mientras que el 29.7% declaró que tenían menos de 1.

¿Cuándo y cómo se celebra?

La importancia de este examen para el país se ve reflejada en las medidas que se toman en el día en que se celebra la prueba. Debido a que comienza a las 9 de la mañana, el horario de entrada de las oficinas e instituciones gubernamentales se retrasa una hora con el fin de evitar atascos en las carreteras y colapsos en las líneas de metro. 

Por si algún alumno tuviera dificultades o se viera en algún apuro para llegar, la policía pone a su disposición agentes motorizados para trasportar a los alumnos al lugar en que le corresponda realizar la prueba. Como muestra, el número de agentes movilizados durante la prueba de 2015 se situó alrededor de los 8.000 efectivos.

Por si esto fuera poco, durante el tiempo en que se realiza el examen de comprensión auditiva de inglés, se prohíbe el aterrizaje y despegue de aviones. Además, durante el tiempo que duran el resto de los exámenes, no se permite el uso del claxon de los coches en zonas próximas a los lugares de celebración del Suneung.

En cuanto a los profesores encargados de administrar y controlar los exámenes, se les pide que eviten todo tipo de conducta que pueda ser disruptiva para los alumnos, ya que en el pasado ha habido protestas por parte de estudiantes por motivos tales como hacer ruido con el teclado de un ordenador, conversaciones entre profesores o situarse delante de un pupitre durante mucho tiempo, lo cual perturbaba su concentración.

A la entrada de los institutos en los que se realiza la prueba, estudiantes de cursos inferiores acuden con pancartas para animar a sus seonbae (순배, alumnos de cursos superiores) a los que reciben entre cánticos como si fueran estrellas del cine o la televisión.

También los padres aportan su granito de arena, ya sea llevando a sus hijos y esperándoles fuera del examen, como acudiendo a templos a rezar para atraer la buena suerte.

Cada año se elabora una comisión formada por profesores tanto universitarios como de instituto para la creación de las preguntas que compondrán la prueba. Dichos profesores cobran aproximadamente 300€ al día, y deben vivir aislados en un lugar determinado hasta que finalice la prueba para evitar posibles filtraciones. No se les permite el uso de teléfonos móviles, y su comunicación con el exterior se basa en cartas, las cuales son revisadas de antemano.

La elaboración de las preguntas no está libre de controversia, con argumentos tales como la excesiva dificultad de algunas preguntas elaboradas por profesores de universidad, los cuales no son conscientes de las capacidades de los alumnos de instituto, o en otros casos la excesiva sencillez de las pruebas, así como el aspecto poco práctico y realista de algunas de las cuestiones de la prueba de inglés.

El episodio más controvertido con relación a la elaboración de preguntas sucedió en el año 2014 en el que, tras las reclamaciones realizadas por los estudiantes, se comprobó que existía un error en la redacción de una de las preguntas del examen de inglés.

Sus consecuencias fue la dimisión del jefe del organismo encargado de la elaboración de la prueba (KICE, Korea Institute for Curriculum and Evaluation).Ya en el año anterior, una pregunta del examen de geografía fue anulada ante las protestas de estudiantes que afirmaban que era una pregunta imposible de responder.

Al resolverse el conflicto a favor de los estudiantes, el Ministerio de Educación decidió que impugnaría la pregunta y recalcularía las notas.

Uno de los argumentos a favor de este examen es que se trata de una manera justa y objetiva de evaluar las aptitudes de los estudiantes en el proceso de selección llevado a cabo por las universidades.

Si bien la prueba en sí podría considerarse justa, existen voces que argumentan que las diferencias en el poder adquisitivo marcan una diferencia crucial a la hora de tener mayores posibilidades de entrar en una universidad prestigiosa.

Discuten que aquellas familias que dispongan de mayores recursos económicos podrán invertir tanto en las denominadas hagwon (학원), academias privadas para preparar a los alumnos a las que acuden después del instituto, así como en institutos privados de élite cuya matrícula llega a más de 10.000 € por curso en el caso de la institución más cara.

Como muestra del éxito de dichos institutos privados, y según datos recientes, algunos de ellos alcanzan tasas de aceptación superiores al 80% en las universidades SKY: la Universidad Nacional de Seúl, la Universidad de Corea, y la Yonsei.

¿Cuántos alumnos lo superan?

Aunque es un sistema que está consolidado en el país, también ha sido muy criticado por la presión que supone y que ejerce en los alumnos incluso años antes deestos poder realizar el examen.

Esta prueba de acceso a la universidad es el pilar del sistema educativo nacional, como lo eran antiguamente los exámenes confucianos del funcionariado. Para los coreanos el mayor éxito que pueden alcanzar en su vida viene determinado por la realización de una carrera y de en qué universidad la realicen.

Las 3 universidades más prestigiosas son las llamadas “SKY”. El porcentaje de alumnos que superan esta prueba es del 70%, pero de este porcentaje solo el 2% accede a una de esas tres grandes universidades.

El resultado de este examen es tan importante para los alumnos porque saben que definirá su vida, sus relaciones sociales, matrimonio, futuro puesto de trabajo, estatus social…así que los padres también los preparan desde bien pequeños.

Hay alumnos que llegan a hacer este examen unos cinco veces en su vida hasta que consiguen la puntuación para entrar en la universidad que desean. Y otros, llegan a extremos como el suicidio debido al estrés, la presión, la depresión, soledad que producen este tipo de pruebas en países como Corea del Sur.

El Misterio de Educacion del país ha definido esto como un problema social ya que es el país de la OCDE con mayor tasa de suicidios entre adolescentes, estadísticas que ya empiezan a incluir niños de primaria.

Ahora que conoces más sobre el Suneung, ¿crees que es una buena forma de evaluar el potencial de los futuros alumnos universitarios? ¿Qué opinas sobre el equilibrio entre ocio y estudio de los estudiantes de Corea del Sur? ¡Queremos conocer tu opinión!

¡Compártelo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *